ft_marca_sobre_obscuro
mtc_logo
Microhabilidad Tipos de Conversaciones

“Tenemos que reconocer que no puede haber relaciones a menos que haya un compromiso, a menos que haya lealtad, a menos que exista el amor, la paciencia, la persistencia”.

Cornel West

Quejas improductivas

Quienes se quejan improductivamente buscan un oído simpático para desahogarse. Tratan de reparar el orgullo herido mediante una venganza virtual, atentando contra la imagen pública del oponente. 

Las quejas improductivas tienen las siguientes características.

Se expresan generalmente ante terceros

La audiencia de las quejas son compañeros que simpatizan con la posición del enfadado sin objetarlo; vale decir, gente que no tiene responsabilidad causal ni puede solucionar el problema. De hecho, uno tiende a quejarse ante cualquier persona menos ante la que cree responsable.

Buscan simpatía y apoyo

Quien se queja buscando muestras de simpatía y apoyo, tiende a hablar sólo con aquellos que acuerdan con su historia. Esto permite al quejoso atrincherarse en la posición de víctima.

Son repetitivas

El quejoso cuenta la misma historia una y otra vez a diferentes personas (que no pueden hacer nada para resolver la situación).

Terminan en juicios personales negativos

El quejoso intenta asegurar su imagen de víctima inocente, atribuyendo malas intenciones y oscuros motivos a su (supuesto) victimario.

Se orientan a la descarga emocional

Las quejas expresan descontento y enojo y tratan de asignar culpas. Suelen ser abrumadoras y producen actitudes defensivas.

Buscan venganza

En vez de intentar resolver el problema, el quejoso intenta dañar la identidad de quien lo hirió. Sus juicios negativos, por lo general, sirven para “castigar” al otro por su incumplimiento.

Generan rencor y enemistad

Donde no hay comunicación crece el resentimiento.

Reclamos productivos

El reclamo productivo tiene por objeto restablecer la relación y reencauzar la conversación. En un reclamo productivo, las observaciones de quien reclama son expuestas a la persona que realizó el compromiso, para analizar qué salía mal y cómo se puede reparar. 

Los reclamos productivos tienen las siguientes características.

Se expresan ante quien hizo el compromiso

Se hacen cuanto antes y una sola vez

Se orientan a reparar la situación y a preparar un futuro mejor

El objetivo de un reclamo productivo es cuádruple: reparar o minimizar el daño a la tarea; reparar y fortalecer la relación; reparar la integridad de las personas; aprender del error para diseñar formas más efectivas de co-operar en el futuro.

Terminan en pedidos y promesas

Los reclamos productivos buscan soluciones en vez de culpables. Estas soluciones implican acciones futuras, coordinadas a través de nuevos compromisos.

Generan respeto mutuo y espíritu de equipo

El reclamo sirve para reparar las relaciones dañadas y fortalecer los lazos de confianza entre los interlocutores.

Establecen la seriedad del reclamante como acreedor de promesas

Todo comportamiento genera cierta identidad pública. Aun si el compromiso no puede ser cumplido, el deudor deberá hacerse cargo de honrarlo mediante una explicación, una disculpa, una oferta de resarcimiento y una renegociación.

Apuntan al protagonismo y el aprendizaje

Los errores aportan valiosa información sobre los procesos de acción y de comunicación.

“La libertad no es la ausencia de compromisos, sino la habilidad de elegir, y comprometerme yo mismo con lo que es mejor para mí”.

Paulo Coelho