Fostering Talent - Instituto de Desarrollo Personal y Profesional

Certificación Internacional

Liderazgo Personal

Módulo 5

Gestión de Emociones

“Hay que ser conscientes de que lo que nos provoca malestar o ansiedad no son los eventos, sino cómo vinculamos las emociones a éstos.”

Jonathan García-Allen

Nuestro fin en mente de este módulo es:

  • Gestionar nuestras emociones tomando conciencia del poder y valor de las emociones 
  • Practicar su manejo y   uso efectivo para generar bienestar, paz, y felicidad
  • Conocer el impacto de las emociones y su relación con nuestros pensamientos, conductas, sensaciones en el cuerpo y los resultados.

Redacta un compromiso contigo mismo:

*Tómate unos minutos para reflexionar.

  1. ¿Cómo te relacionas con ser emocional?
  2. ¿Qué de lo aprendido del módulo anterior pondrás a tu disposición?

“La educación emocional es la habilidad de escuchar casi cualquier cosa sin perder tus estribos y tu autoestima.”

Robert Frost

Liderazgo Personal

Gestión de Emociones

Surfer

Esta imagen puede darnos una idea de lo que es el manejo de las emociones. Manejarlas puede compararse con un surfista. 

El surfista maneja el ímpetu del agua sabiendo que puede revolcarlo y a la vez experimenta excitación, miedo, entusiasmo, deseo de logro, etc. 

Sabe que a veces puede estar en la cresta de la ola y sentirse expandido, luego entrar en el túnel de agua, correr el riesgo de un revolcón o salir ileso. 

Las emociones son intensas, son herramientas poderosas, pero si no aprendemos a manejarlas inteligentemente, ellas nos manejan y dirigen nuestros pensamientos y elecciones.  La metáfora de surfear las emociones es muy apropiada cuando hablamos de Gestión Emocional. No se trata ni de suprimirlas, ni de controlarlas se trata de aceptarlas y surfearlas.

Si nos caemos, nos volvemos a levantar.

No hay racionalidad sin emocionalidad.
Las emociones son esenciales para la racionalidad.

Has escuchado la expresión… “Deja las emociones en tu casa, aquí se viene a trabajar…”

¿Qué supone o significa esta expresión?

Posibles ideas:

  • Estoy desconectada- Las emociones no nos ayudan a ser racionales. Nublan nuestra razón.
  • Muchas veces confundimos represión con racionalidad y terminamos implosionando con graves consecuencias para nuestra salud.
  • Otros optamos por explotar y entonces dañamos nuestras relaciones, e igualmente dañamos nuestra salud.

Más bien es lo opuesto. La emoción nos informa sobre las cosas que nos importan, las cosas que son significativas para nosotros y nos ayuda a darle forma a nuestras acciones, son una información vital para la racionalidad pues le agrega el componente de «caring», del cuidado.

Lo que hemos aprendido es que:

  • “No puedes ser racional si no eres emocional¨… pero tampoco
  • “Puedes ser emocional si no eres racional”
  • “No hay racionalidad sin emocionalidad”
  • Reprimir las emociones es mucho más fácil que integrarlas. 
  • Es tentador intentar suprimir las emociones esperando que así podremos actuar con una racionalidad fría.

Aunque a veces las emociones pueden agotarnos en nuestra racionalidad, la racionalidad no puede existir sin nuestras emociones.

Para ser maestros de nuestras emociones necesitamos tratarnos con la misma amabilidad y gentileza con la que tratarías a un niño.

Para iniciar la gestión emocional:

1.- Respetar nuestras emociones, reconocerlas, tratarlas con suavidad:

Con ternura hacia uno mismo y con curiosidad, darles su puesto y su lugar en nuestra vida personal y laboral.

2.- Aceptarlas y no Criticarlas.

  • Cuando el juicio toma la batuta de tu orquesta emocional, la comprensión se esconde: si criticas como sientes no comprenderás por qué sientes así. La crítica y el juicio constante te invitan a reprimir las emociones y no tomar consciencia de ellas y te impiden hacer el ejercicio de contactarlas y manejarlas.
  • Es una señal de sabiduría y madurez comprender que tenemos el poder para no ser un testigo enjuiciador de nuestras emociones, pensamientos y recuerdos sin ser controlados por estos o conducidos a actuar de maneras autodestructivas.
  • Las emociones están conectadas con pensamientos. Antes de analizar los pensamientos que acompañan una emoción tienes que penetrar las capas emocionales que los cubren y la única cosa que te permitirá pasar a través de las capas es «aceptarlas con compasión» y con seguridad lo que lo hará más difícil es juzgarlas de manera severa. 

3.- Convertirnos en Observadores y Testigos

  • Para lograr la gestión de nuestras emociones necesitamos también convertirnos en Observadores y testigos de nuestras emociones. Salirnos de nosotros y vernos desde una postura NO enjuiciadora para así expandir nuestro espacio interior, expresar nuestras emociones, entrar en contactos con ellas, conocerlas  y evitar reprimirlas.
  • Podemos incrementar nuestro «darnos cuenta», «nuestra consciencia» cuando somos testigos y observadores de nuestras emociones.
  • Es decir, adoptando una perspectiva desde la cual puedes observar lo que estás sintiendo, sin apego, para acceder a la información que la emoción te aporta y responder alineado con tus valores.